SAUDADE FEZ MORADA AQUI DENTRO ES LA GRAN GANADORA DEL 37° FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINE DE MAR DEL PLATA

SAUDADE FEZ MORADA AQUI DENTRO ES LA GRAN GANADORA DEL 37° FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINE DE MAR DEL PLATA

13 noviembre, 2022 Off By Gazzettino Italiano Patagónico

La 37ª edición del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata, organizada por el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA) y el Ministerio de Cultura de la Nación, tuvo hoy su ceremonia de clausura en el Teatro Auditorium, y Saudade fez morada aqui dentro, dirigida por Haroldo Borges, fue premiada con el Astor Piazzolla al Mejor Largometraje de la Competencia Internacional. La película también recibió una Mención Especial del Jurado por el trabajo de su elenco.

El jurado de la Competencia Internacional, integrado por Dolores Fonzi, Alexandre Koberidze, Alberto Lechuga, Inge Stache y Joe Swanberg, eligió la película del realizador brasileño –su primer largo en solitario– por “su capacidad de retratar con belleza y verdad una historia dramática que nos muestra que cuando las personas se preocupan unas por otras, hay esperanza”.

Borges expresó su alegría al recibir el premio máximo del Festival: “En Salvador de Bahía siempre escuchamos hablar tan bien, tan fuerte de Mar del Plata, que para nosotros es siempre un faro, un lugar de resistencia que nos muestra que es posible hacer cine. Así que estar aquí con ustedes es muy emocionante”.

37MDQFF_CLAUSURA_1266

Con la vuelta a la presencialidad plena, en esta edición volvió el Premio del Público, y la película más votada de la Competencia Internacional también fue Saudade fez morada aqui dentro.

“Este es un premio muy importante para los trabajadores de la cultura de Brasil, porque estamos saliendo de un laberinto muy extraño, muy oscuro, en el que éramos tratados como enemigos de la nación. Hoy estamos en un momento de renacimiento de la esperanza, que coincide con este premio”, expresó Borges.

52496196308_807d1947af_o

El premio a Mejor Dirección fue para dos jóvenes realizadoras argentinas: Ana García Blaya y Melisa Liebenthal. Ambas recibieron el premio ex aequo por La uruguaya y El rostro de la medusa.

“Este Festival siempre permite el intercambio, da esa posibilidad de que el público se encuentre con las realizadoras y realizadores, y que les podamos contar el esfuerzo que cuesta hacer una película, la cantidad gente que participa detrás de cámaras”, dijo García Blaya, la primera en agradecer el Premio, y agregó: “El cine se hace en formato horizontal”.

Melisa Liebenthal también agradeció al público, al Festival y a su equipo: “Con esta película me metí en cosas que no conocía, que no tenía idea, y si bien la dirección a veces es una tarea solitaria, no sería posible hacer nada sin el sostén, sin una red, un equipo con un compromiso enorme asique este premio también es de elles”, expresó.

There There fue la elegida del jurado para el Premio Astor Piazzolla al Mejor Guion de Largometraje de Competencia Internacional. La película, escrita y dirigida por el estadounidense Andrew Bujalski, fue realizada durante la pandemia, y tiene la particularidad de que sus personajes nunca comparten encuadre. El director, que debió volver a su país, dejó un mensaje de agradecimiento que compartió la conductora de la ceremonia, Gabriela Radice: “Todos los cineastas que conocí en Mar del Plata parecían estar viviendo la misma experiencia que yo; todos asombrados y agradecidos por el profundo compromiso y la cálida generosidad de la audiencia. Parece que crearon un pequeño paraíso cinematográfico y espero tener la suerte de volver a visitarlo pronto”.

El premio Astor Piazzolla Especial del Jurado fue para Tres hermanos, del argentino Francisco J. Paparella, por “su poderoso uso de las herramientas cinematográficas (fotografía, diseño de sonido, actuación y música) para retratar con crudeza y autenticidad su universo”.

La actriz colombiana Sonia Parada se quedó con el Premio Astor Piazzolla a la Mejor Interpretación por su protagónico en la película boliviana Los de abajo, de Alejandro Quiroga.

El largometraje de Lautaro García Candela Cambio Cambio obtuvo una mención del jurado para su prometedor equipo y elenco.

Durante la ceremonia también se entregó una estatuilla a la historiadora y especialista en cine argentino Paula Félix-Didier, directora del Museo del Cine Pablo Ducrós Hicken, en reconocimiento de su trayectoria y labor en la preservación del patrimonio audiovisual. “Este Festival acompaña la tarea que hacemos desde hace muchísimos años, por eso la emoción es muy grande. Las trayectorias no se recorren solas, así que quiero agradecer a mi mamá, a mis compañeros, a los trabajadores del Museo y a los colegas. Esta es una lucha muy difícil y tenemos una deuda con el patrimonio audiovisual”, expresó Félix-Didier al subir al escenario.

En la Competencia Latinoamericana, los jurados Brad Deane, Constanza Novick y Lili Jeanne Marie Hinstin otorgaron el Premio Astor Piazzolla al Mejor Largometraje a Trenque Lauquen, dirigido por la argentina Laura Citarella y protagonizado por Laura Paredes.

El Premio Astor Piazzolla al Mejor Cortometraje de esa competencia fue para Ánima, de Manuel Mateo Gómez (Colombia), elegido por la forma en que “pone de manifiesto la relación violenta entre el hombre y los animales, de una manera sutil y potente al mismo tiempo”.

La brasileña Mato seco en chamas, de Joana Pimenta (Portugal) y Adirley Queirós (Brasil), se quedó con el Premio Especial del Jurado de esta competencia, mientras que El silencio de los niños, de Sofía Quirós Úbeda, y Anhell69, de Theo Montoya, obtuvieron menciones especiales.

52495159957_7490397036_o

En cuanto a la Competencia Argentina, el Premio Astor Piazzolla al Mejor Largometraje fue para Sobre las nubes, de la cordobesa María Aparicio. El jurado compuesto por Gerard Casau, Leonardo Bomfim y María José Santacreu otorgó también el Premio Astor Piazzolla al Mejor Cortometraje, para el que eligió al corto animado Carne de Dios, de Patricio Plaza, por crear un relato “de fuerte plasticidad, que viaja de lo telúrico a lo lisérgico, derribando las instituciones opresoras para conectar con una mística libre y salvaje”.

El Premio José Martínez Suárez a la Mejor Dirección de la Competencia Argentina, en homenaje a la memoria del gran maestro del cine argentino quien fuera presidente honorífico del Festival durante más de una década, fue para Leandro Listorti, que se destacó por la realización de su película Herbaria.

En la competencia Estados Alterados, la ganadora fue Geographies of solitude, film en el que la canadiense Jacquelyn Mills realiza un notable registro de observación del particular entorno natural de la extraña isla Sable. El Jurado de la Competencia también distinguió a The newest olds, de Pablo Mazzolo (Argentina), y a Filme particular, de Janaína Nagata (Brasil), con dos menciones especiales.

En la última competencia, el Premio al Mejor Proyecto En Tránsito/Work in Progress fue para Plata o mierda, de Toia Bonino y Marcos Joubert, dos realizadores de Buenos Aires que desde 2017 trabajan juntos en diversos proyectos documentales. El proyecto es el diario de un intercambio clandestino, la historia de quien deja escapar imágenes para no dejarse vencer por el encierro.

El Jurado también otorgó Menciones Especiales para los proyectos Punku, del peruano Juan Daniel Fernández Molero, y Sombra Grande, del entrerriano Maximiliano Schonfeld.

Durante la ceremonia, Virginia Innocenti junto a Sergio Zabala, y Carlos Casella con su orquesta, compartieron su música con el público presente.

Consultá todos los premios aquí.

SOBRE EL 37° FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINE DE MAR DEL PLATA

Con el retorno a una presencialidad plena,  y bajo la dirección artística de Pablo Conde y la presidencia de Fernando Juan Lima, esta edición permitió que el Festival vuelva a recibir a prestigiosos invitados internacionales como el estadounidense John McTiernan, director de Depredador y Duro de matar; Patricia Mazuy, cineasta francesa que vino a acompañar su retrospectiva; el crítico de cine español Marcos Uzal, editor de Cahiers du Cinéma; y el director de fotografía portugués Rui Poças, destacado por sus trabajos con João Pedro Rodrigues, Miguel Gomes y Lucrecia Martel. Junto con la reconocida productora argentina Lita Stantic, todos ellos integraron las Charlas con Maestras y Maestros de este año.

Más de 58 invitados internacionales de Brasil, Bolivia, Portugal, Francia, Estados Unidos, Suiza, Canadá, Uruguay, México, Perú, Chile, Costa Rica, Italia, Alemania, Australia, Colombia y Ecuador acompañaron con su presencia esta 37ª edición, que tuvo siete estrenos mundiales en su Competencia Internacional.

El Festival fue, sin dudas, un éxito de público. Alrededor de 200 mil personas participaron en más de 500 funciones en sala, paneles de discusión, presentaciones de libros, proyecciones al aire libre, conciertos y charlas con cineastas y referentes del audiovisual. El Festival ofreció actividades y proyecciones en más de 10 espacios de la ciudad. Entre muchas otras, se destacaron las funciones de la sección ¿Cuánto tiempo es un siglo? Cine silente con música en vivo, que durante cuatro noches colmó las localidades del Teatro Colón.

Durante la ceremonia de cierre, el vicepresidente en ejercicio de la Presidencia del INCAA, Nicolás Batlle, agradeció al Ministerio de Cultura de la Nación, al Instituto Cultural de la Provincia de Buenos Aires, al Banco Nación por su aporte, al municipio y a todos los trabajadores y trabajadoras del INCAA por su compromiso y desempeño en el evento. Recordó que “una de las acciones importantes que se dieron en el marco del Festival fue la inauguración de la sede de la ENERC, con especialización en animación y tecnologías digitales. Además, durante el Festival, el Teatro Chauvin se sumó a la red de salas de cine más grandes del país, la Red de Espacios INCAA, dedicada a difundir el cine nacional”. También resaltó la visita del ex presidente de Bolivia, Evo Morales y el músico León Gieco, que acompañaron la proyección de la película Seremos millones.

Esta edición estuvo dedicada a la figura y obra del gran Leonardo Favio. En este marco, se proyectaron Juan Moreira, El dependiente y Nazareno Cruz y el lobo –las dos últimas en 35 mm, cedidas por la Cinemateca Nacional del INCAA– y se desarrollaron paneles y conciertos organizados en articulación con el Ministerio de Cultura de la Nación y el Instituto Cultural de la Provincia de Buenos Aires. Además, el ilustrador Gustavo Sala realizó en vivo un mural dedicado al gran realizador, actor y músico popular argentino.

La proyección de El dependiente fue presentada por Graciela Borges, mientras que Ricardo Darín, Cecilia Roth y Paula Félix-Didier recibieron un reconocimiento a sus trayectorias. También Dolores Fonzi fue parte de esta edición, integrando el jurado de la competencia internacional.

Desde la programación de películas y actividades especiales, ese año se buscó propiciar espacios de interés para más de mil doscientos jóvenes. Por primera vez se presentó el programa aMar al CINE, una convocatoria impulsada desde el INCAA, la ANSES, Trenes Argentinos y los ministerios de Educación y Cultura de la Nación, que invitó a estudiantes de todo el país inscriptos en las becas Progresar a participar de esta edición del Festival. Estudiantes de nivel secundario también estuvieron presentes a través del programa Las escuelas van al cine; asistieron a las proyecciones de películas de directoras argentinas, y tuvieron la experiencia de realizar un taller de crítica cinematográfica. Entre los espacios más celebrados por las y los jóvenes, se destacó el Taller de experimentación para estudiantes de cine y actuación dictado por Ana Katz, Daniel Katz y Alejandro Jovic, que incluyó dos jornadas abiertas de ejercicios de escritura, actuación y dirección.

Mañana, en su última jornada, continúan las proyecciones programadas y se podrán ver las películas ganadoras de las diferentes competencias. Toda la programación aquí.

Además, se exhibirá una función extra de la película de clausura Hasta los huesos, de Luca Guadagnino, a las 13 horas en el Teatro Auditorium, y habrá una proyección especial de La memoria que habitamos, de Diego Ercolano.

El Festival Internacional de Cine de Mar del Plata, reconocido por la FIAPF como el único de clase A de Latinoamérica, es organizado por el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA) y el Ministerio de Cultura de la Nación. Esta edición contó con el apoyo de la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES); el Ministerio de Educación de la Nación; el Instituto Cultural de la Provincia de Buenos Aires; el Ministerio de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual de la Provincia de Buenos Aires; la Subsecretaría de Transporte Automotor del Ministerio de Transporte de la Nación; ARSAT y el Ente Municipal de Turismo del Municipio de General Pueyrredon.