Mensaje de Francisco al segundo Foro Mundial de la Alimentación (World Food Forum), celebrado en la sede de la FAO en Roma

Mensaje de Francisco al segundo Foro Mundial de la Alimentación (World Food Forum), celebrado en la sede de la FAO en Roma

18 octubre, 2022 Off By Gazzettino Italiano Patagónico

En este período de crisis interconectadas, el mensaje de Cristo, incluso para los no creyentes, nos interpela a no dar simplemente de comer sino a darnos a nosotros mismos en el servicio a los demás, reconociendo y garantizando la centralidad de la persona humana. Esta prioridad sólo podrá ser salvaguardada si volvemos a creer en la fraternidad y la solidaridad que deben inspirar las relaciones entre las personas y entre los pueblos”. Es el centro del mensaje que el Papa Francisco envía al director general de la FAO, Qu Dongyu, con motivo del segundo Foro Mundial de la Alimentación (FMA), que se celebra en Roma, en la sede de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, y también en línea, del 17 al 21 de octubre, sobre el tema “Dietas sanas, planeta sano”.

El Papa saluda a todos los participantes y a quienes “se comprometen y esfuerzan cada día por erradicar el hambre y la pobreza en el mundo”. Hace presente que “la alimentación es fundamental para la vida humana, de hecho, participa de su sacralidad y no puede ser tratada como cualquier mercancía”. Los alimentos, dice, son “signos concretos de la bondad del Creador y frutos de la tierra”, y recuerda el respeto que los abuelos tenían por el pan: “lo besaban al traerlo a la mesa y no permitían que nada se desperdiciara”. “Cristo mismo, en la Eucaristía, se ha hecho pan, pan vivo para la vida del mundo” subraya. 

“Respetar los alimentos y otorgarles el puesto preeminente que tienen para la vida del hombre sólo será posible si, además de interesarnos por su producción, disponibilidad y acceso, así como por las medidas técnicas del comercio agrícola, tomamos conciencia de que son un don de Dios del que somos meros administradores.”

El Pontífice reitera a la Organización, como lo hizo el 14 de octubre con motivo del Día Mundial de la Alimentación, que la “primera preocupación ha de focalizarse en el ser humano como tal, considerado en su integridad y teniendo en cuenta sus necesidades reales, en particular las de aquellos que carecen de sustento básico para su supervivencia”. Y concluye confiando a Dios Todopoderoso los frutos de este encuentro, “a fin de que se incrementen las iniciativas y decisiones que contribuyan al bien y al futuro de toda la humanidad”. 

Lo que se inaugura este 17 de octubre por la tarde es el acto más emblemático del Foro Mundial de la Alimentación (World Food Forum – Wff), e incluye el Wff Global Youth Forum dedicado a los jóvenes, el Foro de Ciencia e Innovación de la Fao, vetrina de nuevas ideas para una alimentación innovadora y sostenible, y el Foro de Inversión Mano a Mano de la Fao, para proyectos ya financiables que buscan inversores. Estos tres foros interconectados propondrán soluciones audaces y prácticas para catalizar la transformación de nuestros sistemas agroalimentarios a la luz de los retos y crisis actuales, destacando la importancia de la colaboración entre las generaciones actuales y futuras y su ingenio combinado en ciencia, tecnología e innovación, así como la inversión en sectores clave de la alimentación y la agricultura.

Durante los cinco días del Foro Mundial de la Alimentación se promoverá el diálogo y el debate entre las partes interesadas, desde los jóvenes, los agricultores, los pequeños productores, los pueblos indígenas, los responsables políticos, los inversores agrícolas y los científicos, conectándose desde los cuatro rincones del mundo, todos con un objetivo: mover la aguja de la balanza de la seguridad alimentaria para lograr un mejor futuro alimentario para todos, sin dejar a nadie atrás.

Marisol Casares