La OMS pide a Asia-Pacífico que se prepare para la propagación de ómicron

La OMS pide a Asia-Pacífico que se prepare para la propagación de ómicron

3 diciembre, 2021 Off By Gazzettino Italiano Patagónico

MANILA, 3 dic (Reuters) – La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió el viernes a los países de Asia y el Pacífico que aumenten la capacidad de atención sanitaria y vacunen plenamente a su población para prepararse para un aumento de los casos de COVID-19, debido a la propagación de la variante ómicron por todo el mundo a pesar de las restricciones de viaje.

A pesar de haber cerrado sus fronteras a los viajes procedentes de países del sur de África de alto riesgo, Australia se ha sumado a otros países al notificar la transmisión comunitaria de la nueva variante, un día después de que se detectara en cinco estados de Estados Unidos.

Ómicron comenzó a ganar terreno en Asia esta semana, con casos notificados en India, Japón, Malasia, Singapur y Corea del Sur.

Muchos gobiernos han endurecido las normas de viaje para impedir la entrada de la nueva variante, pero el aviso de la OMS a Asia-Pacífico, una región de unos 650 millones de personas, subrayó que los controles fronterizos solo pueden hacerles ganar tiempo.

“La gente no debe confiar únicamente en las medidas fronterizas”, dijo Takeshi Kasai, director regional de la OMS para el Pacífico occidental, en una sesión informativa virtual para los medios de comunicación.

“Lo más importante es prepararse para estas variantes con alta transmisibilidad potencial. Hasta ahora la información disponible sugiere que no tenemos que cambiar nuestra estrategia”.

Las tasas de vacunación varían de un país a otro en la región de Asia-Pacífico, pero hay lagunas preocupantes. Indonesia, el cuarto país más poblado del mundo y que en su día fue el epicentro de la COVID-19 en Asia, solo ha inoculado completamente a un 35% de su población de 270 millones de personas.

El director médico de Australia dijo que era probable que ómicron se convirtiera en la variante dominante a nivel mundial dentro de unos meses, pero que por el momento no había pruebas de que fuera más peligrosa que delta, que arrasó el mundo a principios de este año.

“Sospecho que en los próximos meses ómicron será el nuevo virus en el mundo”, dijo a los periodistas Paul Kelly, el principal asesor médico del Gobierno australiano.

En Estados Unidos, el Gobierno de Biden dio a conocer un conjunto de medidas para evitar la propagación del virus. A partir de las 12:01 a.m. ET (0501 GMT) del lunes, los viajeros aéreos internacionales que lleguen a Estados Unidos tendrán que obtener un resultado negativo en la prueba de COVID-19 en el plazo de un día.

“Vamos a luchar contra esta variante con ciencia y rapidez, no con caos y confusión”, dijo el jueves el presidente Joe Biden al pedir a los estadounidenses que se preparen para un aumento de las infecciones durante el invierno.

Menos del 60% de la población estadounidense, es decir 196 millones de personas, se ha vacunado completamente, una de las tasas más bajas entre las naciones ricas.

TEMOR A LA INFLACIÓN

Las restricciones a los viajes en todo el mundo se han acelerado: Hong Kong, Países Bajos, Noruega y Rusia, entre otros, anunciaron el jueves nuevas medidas. Malasia dijo el viernes que endurecería aún más las restricciones.

Además de causar estragos en el sector de los viajes, las medidas drásticas han golpeado los mercados financieros y han socavado las principales economías justo cuando empezaban a recuperarse de los cierres provocados por delta.

Las acciones de India, Japón y Corea del Sur caían el viernes tras las pérdidas de la noche en Wall Street, pero los operadores tendrán que esperar al menos una semana más para obtener respuestas de las autoridades sanitarias mundiales sobre la virulencia de la variante o la resistencia de la vacuna.

Los precios del petróleo subían, aunque seguían encaminados a una sexta semana de descensos, en el contexto de la preocupación por que la demanda pueda caer debido a las medidas de contención de ómicron.

La variante amenazaba con avivar la inflación en Estados Unidos al presionar aún más las cadenas de suministro y agravar la escasez de trabajadores, según declaró la presidenta del Banco de la Reserva Federal de Cleveland, Loretta Mester, al Financial Times.

Alemania, la mayor economía de Europa, Alemania, dijo que prohibiría a los no vacunados el acceso a todos los comercios, salvo los esenciales, y que se redactaría una legislación para hacer obligatoria la vacunación para principios del próximo año.Varios países, entre ellos Reino Unido y Estados Unidos, presentaron planes para ofrecer vacunas de refuerzo, pero, al igual que las prohibiciones de viajar, estas campañas son controvertidas. Las autoridades australianas afirmaron el viernes que “no hay pruebas” de que tales medidas sean eficaces.La secretaria del Tesoro de Estados Unidos, Janet Yellen, dijo que, a pesar de esa incertidumbre, la variante podría frenar el crecimiento económico mundial al exacerbar los problemas de la cadena de suministro y deprimir la demanda”Hay mucha incertidumbre, pero podría causar problemas significativos. Todavía lo estamos evaluando”, dijo el jueves en la conferencia Reuters Next.