“Que la Iglesia esté cerca y no condene a quien vive dolorosos fracasos conyugales”

“Que la Iglesia esté cerca y no condene a quien vive dolorosos fracasos conyugales”

8 octubre, 2018 Off By Gazzettino Italiano Patagónico
Condividere buone notizie è amore
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

 

Ángelus del Papa en la Plaza San Pedro: la manera en la queDios actúa con su pueblo infiel con enseña que el amor herido «puede ser sanado mediante el perdón». Nuevo llamado a rezar contra los ataques del diablo

Misericordia y caridad, no condena. Esta es la actitud que el Papa pide a la Iglesia para las familias que experimentan la crisis o la ruptura definitiva. «A la Iglesia, en estas situaciones, no se pide solo e inmediatamente la condena. Al contrario, frente a tantos fracasos conyugales dolorosos, ella se siente llamada a vivir su presencia de caridad y de misericordia, para volver a conducir a Dios los corazones heridos y perdidos», afirmó durante el Ángelus de este domingo en la Plaza San Pedro, reflexionando sobre el Evangelio de hoy: Marcos presenta a Jesús provocado por los fariseos que le preguntaron si era lícito que un marido repudiara a la propia esposa, tal y como preveía la ley de Moisés. «Con la sabiduría y la autoridad le vienen del Padre», Cristo «redimensiona la ley mosaica», afirmando que el antiguo legislador «escribió para ustedes esta norma a causa de la dureza de su corazón». En otras palabras, es una concesión que sirve para tapar las lagunas producidas por nuestro egoísmo, pero no corresponde a la intención original del Creador. Por ello, Jesús retoma el libro del Génesis: «Desde el principio de la creación, Dios, los hizo varón y mujer; por eso el hombre dejará a su padre y a su madre y se unirá a su mujer y los dos serán una sola carne». Y concluye: «Por tanto, el hombre no debe dividir lo que Dios ha unido». Asimismo, el Papa señaló que Jesús no admite el repudio ni todo lo que puede llevar al naufragio de la relación. «Lo hace para confirmar el plan de Dios, en el que destaca la fuerza y la belleza de las relaciones humanas», subrayó el Pontífice destacando que la Iglesia, madre y maestra que comparte las alegrías y los esfuerzos de las personas, por un lado, «no se cansa de confirmar la belleza de la familia tal como nos ha sido transmitida por la Escritura y la Tradición; a la vez que se esfuerza por hacer sentir su cercanía materna de manera concreta a quienes viven la experiencia de relaciones rotas o llevadas a cabo de una manera dolorosa y cansada». El Papa aprovechó la ocasión para renovar «la invitación a rezar el Rosario cada día del mes de octubre, concluyendo con la antífona “Bajo tu manto”, y la oración a San Miguel Arcángel, para rechazar los ataques del diablo que quiere dividir a la Iglesia».

Salvatore Cernuzio


Condividere buone notizie è amore
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •